15- AMISTAD

Tengo un amigo al que durante un año le fue imposible quedar más de una vez con la misma chica. Y no fue algo voluntario. El tipo ligaba bastante y era sexualmente muy activo, pero ninguna de las chicas con las que quedaba quería volver a ‘repetir’ con él. Era un asunto muy curioso. Además, para que el tema resultase aún mas confuso, las chicas que lo conocían en profundidad no tenían mas que buenas palabras sobre él, e incluso le solían presentar a otras chicas de sus propias cuadrillas. El tipo estaba encantadísimo (os lo podéis imaginar). Su teoría era que ninguna de las chicas había disfrutado nunca tanto en la cama. Decía que disfrutaban demasiado y que nadie en sus cabales se querría jamás acostumbrar a algo demasiado bueno, por miedo a pederlo, y que era mejor intentar olvidarse de aquello, pero no sin antes compartirlo con alguna amiga. Fue una teoría que no convenció a mucha gente. Pero fue la única teoría. ¿Qué puede ocurrir para no querer volver a quedar con un tío pero, a la vez, querer que quede con todas tus amigas? Tras mucho tiempo conseguí sonsacarle la verdad a una de ellas (quien me pidió este relato). Resulta que el tipo tenía un don. Bueno, tenia más de uno. Tenía una habilidad innata para romper condones y acabar fecundando a quien estuviese en su cama. La chica pasaba por un mal trago curioso pero, lejos de mandarlo a la mierda, le presentaba a su próxima victima, una supuesta amiga. A mi amigo le paso con siete chicas. Después se echó novia. Puede parece enfermizo pero este tipo de cosas pasan casi a diario, en especial entre grupos de amigas donde, me seguirá sorprendiendo siempre, todas hablan mal de todas y se desean el mal. La teoría no era tan absurda como parecía. Mejor intentar olvidarse de aquello, pero no sin antes compartirlo con alguna… ¿amiga?

PD: Nada significa nada.