16- DONOSTI'S FINEST

“No voy a salir en mucho tiempo”. Es bastante frecuente escuchar esta frase. Esta muy de moda. Y si es un domingo, la escucharas saliendo de la boca de muchísima gente. Nunca hay que tomársela en serio. Es algo que creo que se dice con el único fin de auto-motivarse. Tengo un amigo que me demostró (si, demostrar), que si pudiésemos  ver todo que hacemos por las noches, no volveríamos a salir nunca mas. Excepto algún masoca, claro. El tipo tuvo la brillante idea de darme un bloc de notas y de permitirme que le hiciera un seguimiento completo durante una noche. Este fue el resultado. Al tipo lo llamare X.

11.00 PM – La fiesta empieza. X esta sentado en un sofá de su local. A sus pies, una botella de 70cl de Ballantine’s, tres latas de coca-cola y una bolsa de hielos. Parece relajado. Con su móvil manda ciertos mensajes que no me permite leer.

00.00 AM – X sigue sentado. Ha ido dos veces al baño pero no puedo saber si solo a mear. Algunos de sus amigos se van a la parte vieja. Él les comenta que irá más tarde, que el whisky le está sentando muy bien. Se queda con otras dos personas. Están charlando sobre los beneficios del alcohol. Uno de ellos avisa que se esta acabando el hielo.

01.00 AM – La falta de hielo no ha sido problema alguno. La botella de Ballantine’s hace rato que ha vencido. Tras otro par de visitas al baño, algún mensaje más que sigue ocultándome y un par de gritos para meter prisa, X y sus dos amigos se dirigen a lo viejo.

01.30 AM – X les convence para echar el primer trago en el Arkaitzpe. Tampoco ha tenido que insistir mucho. Parece que las cartas están sobre la mesa. X me recuerda que no me despegue de él. También dice algo más, pero no le entiendo. Parece que el whisky ha empezado a hacer efecto.

02.00 AM – Los tres están hablando con un grupo de chicas. X le dice a una de ellas que le conoce de alguna otra ocasión, que incluso tiene su número de teléfono. La chica de repente parece no estar nada a gusto. Se llama María. La cosa se enfría y los dos grupos se distancian. Los tres se toman un chupito de tequila. Uno de ellos lo escupe y X se enfada. No consigo saber quien los ha pagado ni donde lo ha escupido. X empieza a bailar de forma muy acelerada e incluso parece molestar a la gente del bar. Al poco, salen y se van al Arraun.

02.30 AM – X está hablando con una chica en el Arraun. Parece que se lo están pasando bien. Los dos amigos salen afuera a fumar. X y la chica van a la barra y piden un par de Tanquerays con tónica. Intento advertirle que no es buena idea mezclar. No me hace caso. Siguen hablando un buen rato y la chica no para de reírse. X sale fuera a contestar una llamada. Salgo fuera y descubro que no hay ninguna llamada. Es un farol. Los dos amigos le felicitan por la jugada. X les pregunta que les parece la chica. Hay unanimidad en que esta muy buena. X entra, le pide su teléfono y sale. La chica se llama Sandra.

03.00 AM – X ha llamado a Maria de camino al Aker. No le ha respondido. Creo que han sido dos llamadas aunque él me lo niega. En el Aker, los tres se vuelven a tomar otro tequila. X pide un Jack Daniel’s. Se le ve feliz, eufórico. Intenta hablar con la camarera varias veces. La camarera le hace gestos de estar muy ocupada. X lo sigue intentando durante unos minutos. El bar esta muy lleno. X le pregunta a una chica si le apetece tomar algo. La chica le dice que no. X pide otro tequila. Los tres salen fuera. X se aleja unos metros y hace algunas llamadas. No puedo saber a quien. Se terminan sus copas y van a Etxekalte.

04.00 AM – Los tres están bailando en el piso de arriba del Etxekalte. X ha mangado alguna copa. Parece que no le molesta beber copas aguadas. También ha salido varias veces para hacer llamadas. Me ha dicho que Sandra esta de camino. Me lo ha dicho hace mucho rato. Nadie ha venido. Siguen bebiendo y baliando. X empieza a hablar con una chica mientras esperan para entrar al baño. Están muy cerca el uno del otro. El baño de chicas se vacía y la chica entra. X hace la broma de intentar entrar con ella. A la chica no le hace mucha gracia. X vuelve a salir a hacer unas llamadas. Me reconoce que, además de llamar a Maria y Sandra, ha llamado a dos chicas más. Los tres salen del bar. X está bastante borracho y tiene dificultades para caminar recto.

05.00 AM – Los tres entran al Be Bop. Cada uno se pide una copa y empiezan a bailar. El suelo resbaladizo del Be Bop acentúa la borrachera de X, que esta cerca de caerse en más de una ocasión. X sale a hacer unas llamadas. No consigo saber a quien. Dudo si alguien podrá entenderle a través de un móvil. Me dice que este experimento no ha sido una buena idea. X se encuentra con una conocida y hablan durante un rato. Al poco, empiezan a discutir por algo. Ella se va.  

06.00 AM – Los tres están apoyados sobre un coche afuera del Be Bop. X parece algo triste. Propone ir hacía el Victoria Eugenia. Uno de sus amigos le recuerda que no le dejan entran. Se encuentran con gente conocida y les cuentan lo que han estado haciendo. Omiten bastante información. X se acerca a unos contenedores y vomita. Vuelve y dice que tiene mucha hambre. Tras una mirada cómplice, los tres comienzan a andar.

07.00 AM – Los tres se dirigen hacia sus respectivas casas, previo paso por unas maquinas expendedoras donde han comprado comida de dudosa calidad. X lleva un rato con el móvil en la mano. Me pide que le llame a ver si le funciona correctamente. Le llamo y su móvil suena. X está muy borracho.

07.30 AM – Estoy con X en su portal. Me dice que no entiende porque ninguna de las cuatro chicas ha respondido a sus llamadas. Le digo que creo que bebe demasiado. Me empieza hablar de irse a vivir fuera, de un cambio radical y cosas así. Le insisto en que bebe demasiado. Sigue hablándome de que necesita un cambio. Parece que lo dice muy en serio. Le ayudo a abrir su portal y me despido de él. Me da la impresión de que X tiene ganas de llorar. El experimento termina.

Al día siguiente le pase el bloc y le dije que fue curioso verlo de fiesta. Le cambia totalmente la personalidad. Bueno, no solo a él. Es curioso salir de fiesta, no beber nada y ver como se comporta la gente. El tipo me hizo quitar muchas cosas (si, me censuró) y me dio luz verde para poner el resto aquí. El tipo sigue saliendo (y bebiendo) religiosamente cada fin de semana y no recuerda nada de querer cambiar de aires.

Post Data: Somos masocas, evidentemente.